(San Francisco de Macorís, 8/12/1913 – 15/1/2006) Narradora, ensayista y educadora. Hija del prestigioso médico Darío Contreras y Juana Castillo. Fue alfabetizada en París, ciudad europea donde residió su padre entre 1914 y 1920 mientras se especializaba en cirugía. De regreso al país, en 1920, ingresa al Colegio de Señoritas Ercilia Pepín en Santiago de los Caballeros a cursar la educación primaria, pero en 1925 sus padres se trasladan nuevamente a Francia donde completa la educación secundaria y se matricula en La Sorbona diplomándose en Estudios de Francés Avanzado.

En 1932 se inscribe en el Instituto Arqueológico de París, el cual abandona en 1933 para retornar a San Francisco de Macorís.

Desde su retorno en 1933 hasta 1942 vive y desarrolla sus actividades intelectuales y laborales entre San Francisco de Macorís, Santiago de los Caballeros y Santo Domingo, ciudad esta última donde estableció su residencia en 1942. En 1949 se gradúa de licenciada en filosofía en la Universidad de Santo Domingo. Fue Secretaria de Primera Clase y Traductora de la Misión Francesa en República Dominicana (1946–1962). En 1963, a raíz de la muerte de su padre, permanece tres años en Francia, pero en 1966 se reintegra a sus labores diplomáticas en la Embajada de Francia hasta 1975.

Desde entonces vivió en su pueblo natal, distanciada de los círculos literarios y escribiendo en silencio. El inicio de su carrera literaria data de 1937 cuando Juan Bosch le publicó los cuentos “Tarde de cristal” y “Los buenos se van” en el periódico Listín Diario. Tres años después publica una serie de relatos en el diario santiaguero La Información, a los que siguen otros en periódicos de Santo Domingo. En 1953 publicó su primera colección de cuentos titulada Cuatro cuentos, y una década después El ojo de Dios: cuentos de la clandestinidad. Cinco lustros más tarde, en 1986, apareció su primera y única novela, La tierra está bramando, y en 1987 su tercer volumen de relatos Entre dos silencios.

Algunos de sus textos narrativos, especialmente el relato “La espera” han sido incluidos en antologías literarias nacionales y extranjeras, tales como El cuento de Santo Domingo, de Sócrates Nolasco. Combatidas, combativas y combatientes, de Daisy Cocco de Filippis. Antología del cuento dominicano, de Diógenes Céspedes y Dos siglos de literatura dominicana, de José Alcántara Almánzar. También colaboró con los periódicos Hoy, Listín Diario y El Caribe. Pese a su limitada producción su prosa sencilla, testimonial, y ocasionalmente poética, la sitúa entre las narradoras dominicanas contemporáneas más importantes. En el 2002 recibió el Premio Nacional de Literatura, convirtiéndose así en la primera mujer dominicana reconocida con dicho galardón.

Por haber dedicado toda su vida al mundo de las letras y haberse convertido en una de las más grandes narradoras dominicanas de todos los tiempos, el Ministerio de Cultura y la Dirección General de la dedican a la XVI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2013.

BIBLIOGRAFIA ACTIVA:

CUENTO.

  • Ciudad Trujillo: Editora Stella, 1953.
  • El ojo de Dios: cuentos de la clandestinidad. Santo Domingo: Ediciones Brigadas Dominicanas, 1962.
  • Entre dos silencios. Santo Domingo: Editora Taller, 1987.
  • Facetas de la vida. Santo Domingo: Editora Taller, 1993.

NOVELA.

  • La tierra está bramando. Santo Domingo: Biblioteca Nacional, 1986.

ENSAYO.

  • Doña Endrina de Calatayud. Ciudad Trujillo: Impresora Arte y Cine, 1955.

Fuente: Ferilibro.com