El presidente de Acción para la Educación Básica (Educa), Celso Marranzini, propuso ayer que las sean para fines de diagnóstico y no para pasar de curso, a fin de disminuir la presión y el incentivo al fraude en que incurren centros educativos, profesores y estudiantes.

Considero necesario que sean pruebas aleatorias y sorpresivas por escuelas y colegios, y que se apliquen también a los profesores.

Mientras, el presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Radhamés Camacho, estimó necesario que se evalúe la estrategia, costo, resultado y estructura técnica de las pruebas nacionales.Fuente